HÁBLAME DE AMORES, HÁBLAME DE PISCO

LA PARTIDA DE NACIMIENTO DEL PISCO

Pisco es una denominación de origen: El Diccionario de la RAE define al Pisco como “aguardiente de uva”, señalando en la nota etimológica “de Pisco, ciudad peruana en el departamento de Ica”. El pisco es una denominación de origen que se reserva a la bebida alcohólica perteneciente a una variedad de aguardiente de uvas que se produce en el Perú desde finales del siglo XVI. Un dato: En el idioma quechua el vocablo pisqu (pronúnciase [pis.qu], también encontrado en las crónicas como pisku, phishgo, pichiu) designa a las aves pequeñas.

UN INVENTO FELIZMENTE PERUANO: EL PISCO SOUR

20150723_201739[1] Como nadie es profeta en su tierra, según José Antonio Schiaffino, en El Origen del Pisco Sour, el inventor del cóctel habría sido un californiano: Víctor V. Morris. El entonces propietario del Bar Morris, lo ofrecía como una de sus especialidades.

Cuando el Bar Morris cerró, el pisco sour cambió de casa(s) y fue a parar a la(s) barra(s) de donde proviene(n) la fama, la difusión y el perfeccionamiento de este licor: el Hotel Maury y el Gran Hotel Bolivar de la Plaza San Martín.

Como en todas las familias felices: El Hotel Maury y El Gran Hotel Bolivar se disputan desde esa época la corona de nuestro cóctel más elevado. Al igual que cualquier Juego de Tronos estos dos grandes hoteles -por sus dimensiones, ya no tanto por su brillantez- perdurarán este misterio mientras que ninguno desaparezca antes.

Si el mito persiste, entre copa y copa o al fondo del penúltimo Pisco Sour, el barman siempre podrá contar la misma historia: aquí se inventó el pisco sour…

Como todo llega en su momento, en 2003, el Gobierno peruano dictó una resolución para fomentar su consumo. Al año siguiente se instituyó que el primer sábado del mes de febrero de cada año sea el día del Pisco Sour a nivel nacional. Tres años después, el INC (Instituto Nacional de Cultura del Perú) declaró al Pisco Sour como Patrimonio Cultural de la Nación.

1,2,3 PISCO SOURS EN RIKO’S

20150723_202937[1]Como no puede ser de otra forma, el Pisco Sour se ofrece en la barra de Riko’s desde siempre. Eso sí, es una bebida que -como todo lo hermoso- engaña y subvierte a quien no sepa acercarse a él con cuidado.

A razón de 1, 2 o 3, se recomienda a los comensales que se atrevan a probarlo. Los principiantes deben tomar sus precauciones. Esta recomendación es literal. Un Pisco Sour puede alegrar la noche, fomentar la conversación, recordar que la vida tiene un propósito feliz y que la sinceridad es lo mejor entre los amigos. Dos Pisco Sours pueden terminar abriendo demasiado la boca de todos, incluso, facilitando esa sinceridad que no se tiene con un jefe o una primera cita. Alerta. Pero también puede aflorar ese espíritu jovial y carismático que desapareció con los abdominales y el cabello frondoso. Sin embargo, es en el segundo Pisco Sour cuando la medida ideal ha sido ingerida. Tres Piscos Sours es una medida para expertos. Como los buenos bebedores: hay que saber una cosa esencial del Pisco Sour: cada copa será la penúltima. Si te sientes entre el canto de las sirenas: felicitaciones, encontraste tu cóctel indicado. Pero debes saber reconocer que lo mejor de beber es recordar alegremente qué se bebió.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: