El inconfundible pollo a la brasa y la cocina artesanal de Pollos Rikos

La clásica pollería de Lima llegó a Barcelona para quedarse. Desde hace ocho años, Pollos Rikos ofrece a sus asiduos clientes el auténtico sabor de casa a través de su cocina artesanal y tradicional, donde los protagonistas son el inconfundible pollo a la brasa, el ceviche norteño y más de 20 platos que conforman su carta.

Carnes, parrillas, platos marinos y criollos, ensaladas, sopas, piqueos, complementos, el irresistible  pollo a la brasa y las tradicionales bebidas peruanas, son los que dan vida a la renovada carta de Pollos Rikos.

Una carta que se reinventó a finales de mayo de este año y,  que a diferencia de la anterior, realiza un viaje culinario por los sabores de la cocina de la costa, sierra y selva. Sabores que transmiten una historia milenaria por medio de platos elaborados con insumos peruanos y donde la estrella es el verdadero pollo a la brasa.

Pollos Rikos, carta del restaurante peruano de pollos a la brasa en Barcelona.

Pollos Rikos, carta del restaurante peruano de pollos a la brasa en Barcelona.

El pollo a la brasa, potaje ícono de la cultura peruana que goza de gran aceptación entre los peruanos y extranjeros por su exquisitez,  tiene sus orígenes en la década de 1950, en la hacienda del ciudadano suizo Roger Schuler, ubicada en Chaclacayo, al este de Lima. Roger ideó la cocción del pollo al observar la preparación que realizaba su cocinera y progresivamente, junto a ella y otro socio, Franz Ulrich, tecnificó la producción y creó el restaurante La Granja Azul en 1949.

Con el paso de los años, el consumo de este plato se fue masificando y en 1970 se convirtió en un potaje típico de la gastronomía peruana y en uno de los de mayor consumo en todo el Perú.

Hoy en día, el pollo a la brasa es considerado como una “Especialidad Culinaria del Perú” por el Instituto Nacional de Cultura y fue declarado Patrimonio Cultural del Perú en 2010. Eso es el pollo a la brasa, un suculento manjar que es homenajeado en todo el Perú cada tercer domingo de julio.

El pollo a la brasa de Pollos Rikos está macerado durante 36 horas en 18 especias, entre las que destacan el ajo,  vino tinto y comino.

El pollo a la brasa de Pollos Rikos está macerado durante 36 horas en 18 especias, entre las que destacan el ajo, vino tinto y comino.

Un plato que ha trascendido las fronteras del Perú y que Pollos Rikos lo trajo a Barcelona en abril del 2006 para cautivar con su sabor irresistible los paladares más exigentes  de la Ciudad Condal.

Por su exquisitez, este potaje se degusta durante todo el año, y sobre todo, en el mes de julio. Mes en el que se conmemora el Día del pollo a la brasa y las Fiestas Patrias. Fechas especiales para todos los peruanos por lo que Pollos Rikos te invita a disfrutar del verdadero sabor del pollo a la brasa acompañado de patatas fritas, ensalada y salsas; y de nuestras promociones especiales que hemos preparado para ti y tu familia. ¡Los esperamos!

Por el pollo Culé

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: